Sala 3

Disección

disección

Vesalio manifiesta su deseo de que la anatomía “vuelva a cultivarse en breve en todas las Academias, como acostumbraba a ejercitarse en la antigüedad en Alejandría, en tiempos de Herófilo, Andreas, Marino y de otros próceres eminentísimos de la disección”.

En la antigua Roma la disección de cadáveres estaba prohibida por la ley, por lo tanto Galeno (siglo II) estudiaba la anatomía diseccionando animales como cerdos o monos, similares pero no iguales a los humanos; así se concibieron y mantuvieron ciertas ideas equivocadas sobre el cuerpo humano que se mantuvieron a lo largo de toda la Edad Media.

Al oponerse a la corriente que impera en su tiempo, la medicina galénica, Vesalio consiguió que la anatomía y la medicina empezaran a ser una realidad radicalmente distinta.